lunes, 21 de mayo de 2018

Firmamento | Màxim Huerta


Firmamento de Màxim Huerta
Planeta de libros
256 páginas

MI OPINIÓN

Me gusta como escribe Máxim, lo cierto es que siento que me envuelve su manera de contar, el ambiente que crea en sus novelas y las historias que nos presenta. Por eso tenía tantas ganas de Firmamento. Lamentablemente no ha sido lo que esperaba y os voy a contar por qué.

Los protagonistas son Ana y Mario, parecen haberse encontrado en un hotelito a orillas del Mediterráneo. Todo parece ocurrir de repente y el lector ve nacer una historia cuyos únicos testigos son las estrellas y el mar. Escrita desde el punto de vista de ambos, nos servirá como recurso para conocer los pensamientos de cada uno de ellos, cómo lo están viviendo, sus miedos, sus vulnerabilidades y sus decisiones, mas o menos permanentes.

La verdad es que se nota que Máxim está ahí, quiero decir, que su prosa sigue siendo la misma, sigue siendo envolvente, hay frases que van salpicando el libro que apetecen subrayar, e incluso de parar a releerlas. Pero en esta ocasión he sentido que todo se quedaba ahí.

No he logrado conectar con la historia de Firmamento en ningún momento, y con esto lo que quiero decir es que no he sido capaz de emocionarme con los protagonistas y su historia, y no hay nada peor en una historia de amor que que no te emocione. La estructura que ha utilizado puede ser original pero en mi caso ha acabado pareciéndome errática y creando ciertos huecos en el relato que han hecho que me sienta perdida y sin saber muy bien qué estaba pasando y hacia dónde me quería llevar el autor. He echado de menos la pulsión del fondo de la historia.

No quiero dar la sensación de que Firmamento es una mala novela, simplemente, a mi parecer, es una novela que se deja leer sin dificultad, y con todo lo que hay y tengo pendiente, espero algo más de los libros.

No obstante ya sabéis que en esto de la lectura... Para gustos los colores. Quizá si vosotros le dais una oportunidad os gustará.

Besos


lunes, 14 de mayo de 2018

El último regalo de Paulina Hoffmann | Carmen Romero Dorr


El último regalo de Paulina Hoffmann de Carmen Romero Dorr
Editorial Planeta
384 páginas

MI OPINIÓN

Paulina tuvo la suerte de encontrarse en el bando privilegiado cuando inició la Alemania nazi, pero a veces eso no supuso ningún cambio, puesto que tanto ella como su familia tuvieron que soportar la muerte, las sospechas y la destrucción que supuso uno de los periodos más lamentables de la historia de la humanidad. Acostumbrada a la pérdida desde bien pequeña tendrá que aprender a sobrevivir y lo hará viviendo en el presente, tratando de no pensar en el pasado y aferrandose a los momentos que brillan con luz propia.

El último regalo de Paulina Hoffmann es también la historia de Alicia, la nieta de Paulina, con un pasado reciente turbulento, la pérdida de su abuela supone la destrucción de uno de los pilares fundamentales de su vida. Tratar de seguir hacia adelante supone todo un reto, coincidiendo además con uno de los momentos  más difíciles a nivel personal y profesional y cuando más perdida se siente. 

De los convulsos años de la Segunda Guerra Mundial en la Alemania nazi al Madrid actual, pasando por Málaga, Carmen nos invita a un viaje lleno de dolor, pérdida y sobre todo lucha por salir adelante, por sobrevivir, con uñas y dientes. Una historia de reencuentros, de perdón y de amor, hacia los hijos, hacia los demás y hacia una misma.

Son dos los hilos temporales, el protagonizado por Paulina, de la que me quedé con ganas de saber más y que me pareció, avanzaba demasiado rápido, y el de Alicia, su nieta que hereda no sólo un piso en Berlín a la muerte de su abuela, si no también un espejo, un álbum de fotos y un puñado de secretos que desentrañar.

En definitiva, Teresa tenía razón al recomendármela, la he disfrutado, es de esas novelas que sin tener un ritmo endiablado, se te pegan a las manos, y necesitas avanzar para saber la verdad sobre Paulina, para hilar todos esos sentimientos  que se van entrelazando  a lo largo de la novela, dejándote llevar por una historia bien construida que provoca en el lector multitud de emociones.

Besos

lunes, 7 de mayo de 2018

Las posesiones | Llucia Ramis


Las posesiones de Llucia Ramis
Libros del asteroide
261 páginas

MI OPINIÓN

Parece mentira como en una novela de pérdidas, puedes encontrar tantas cosas. Lo que también parece mentira son los libros tan buenos con los que me estoy tropezando este 2018. Ojalá no se tuerza. Hoy os traigo Las posesiones de Llucia Ramis, que ha recibido el premio de novela en catalán Llibres Anagrama, cuya traducción al castellano le debemos agradecer a Libros del Asteroide.

Crecer puede resultar muy doloroso, alejarte de los sitios que te han visto nacer, evolucionar, y encontrarlos distintos, como si ya no fueran tuyos, saber que ya no hay un sitio al que volver, puede cubrirnos de desasosiego. Esto es lo que le pasa a la protagonista de Las posesiones. La conocemos en u viaje de emergencia a Mallorca, la isla en la que vivió hasta que se mudó a Barcelona  para ejercer el periodismo. Es un viaje complicado puesto que debe volver a Palma porque su padre parece haberse vuelto loco. Esta viviendo una de las crisis más complicadas de su vida y va por el mundo como un Quijote del s. XXI tratando de luchar a pecho descubierto contra las injusticias.  Allí se dará cuenta de que crecer también supone ver a tus padres como son en realidad, con todos sus defectos, desprovistos de ese aura de super héroes que nos acompaña en nuestra infancia.

Pero la isla es también Marcel. Su gran amor. Ese que a pesar de no haber querido comprometerse nunca con ella ha quedado como un soplo de corazón. Esta ahí, no duele, pero mejor cuidarse de él. Nunca lo olvidará, y saberlo ya supone todo un alivio. Iván, su pareja actual, lo ha intentado, y ella también le ha puesto esfuerzo, pero hay cosas que sólo salen de manera natural y fluida con determinadas personas, por mucho que nos empeñemos en lo contrario.

Volver a Palma también supone desempolvar ciertos recuerdos difusos y dolorosos, el momento en que el socio de su abuelo, mató a su mujer y a su hijo para después, suicidarse él. Un acontecimiento que marcará un antes y un después en la vida de su familia y que se convertirá en una mochila que arrastrarán siempre consigo.

Las posesiones trata también del problema del periodismo, la falta de información veraz, la fiebre del titular y del aquí y ahora. Toda la caída al abismo de la profesión y cómo, aun así, se mete debajo de la piel del que tiene vocación y no le suelta nunca.

La novela habla de la pérdida, de la unión con la tierra, con la posessió, el sentirnos parte de algo, de alguien, de la necesidad de tener anclajes,  de tener donde regresar, del pasado, pero sobre todo Llucia Ramis nos hace entender entre risas nada forzadas y párrafos para enmarcar con un cierto deje muy intimista que también somos lo que hemos perdido. Desaprovechamos muchas cosas, pero por favor, no dejéis escapar este libro.

Besos







lunes, 30 de abril de 2018

Intuición | Elisabeth Norebäck


Intuición de Elisabeth Norebäck
Editorial Planeta
507 páginas

MI OPINIÓN

No soy madre, pero intuyo que un hijo debe doler mucho... Mi abuela lo llamaba dolor de entrañas, ubicaba ese dolor en un punto indeterminado del pecho. Yo pensaba que era dolor de tripa o de estómago, pero no, ella sabía que lo que sentían sus hijas cuando sus hijos tenían algún tipo de problema era el mismo dolor que ella había tenido tantas veces antes, dolor de entrañas. No me puedo imaginar el tormento que puede suponer perder a un hijo, que desaparezca, y más si es por un descuido propio. Eso es lo que le ocurre a Stella, la protagonista de Intuición, una madre adolescente que pierde a su hija Alice en un breve descuido. Nunca se encontró su cuerpo, por ello jamás ha olvidado, ni perdido la esperanza de encontrarla con vida.

Más de veinte años después de su desaparición Alice entra en la consulta terapéutica de Stella. Sin embargo, aunque ella tiene claro que es su hija, Alice dice llamarse Isabelle. A partir de este momento nos sumergiremos en el constante desasosiego de la protagonista, buscando la verdad, tratando de no caer de nuevo en los problemas psicológicos que le llevaron a estar ingresada en un centro psiquiátrico tiempo atrás, cuando también creyó haber encontrado a Alice.

La historia esta narrada desde tres puntos de vista. El de la propia Stella, el de Isabelle y el de Kerstin, la madre de ésta, que ve como su hija cada vez está más alejada de ella. La trama de la novela resulta algo inquietante, pero yo he tenido algún problema con la manera en la que está narrado. No soy la mayor de las fan de los libros contados en primera persona del presente. Me chirría el tiempo verbal,  e inmediatamente se me hace una narración simplona. Pero esto es un problema completamente subjetivo, me saca de la historia o, al menos, me cuesta adentrarme en ella. 

Los personajes, sin que hayan llegado a  dejarme huella, creo que están bien perfilados, están dotados de su propia historia de fondo que se va desentrañando conforme avanza el libro. El ritmo es constante, de hecho me lo leí en dos sentadas que pude aprovechar para leer. No sentí que decayese en ningún momento y agradecí los giros que va dando la historia, aunque alguno de ellos me hiciera poner los ojos en blanco y otros se me hicieran previsibles.

Intuición no marca un antes y un después en el género del thriller, aunque tampoco creo que lo pretenda. No aporta nada nuevo, pero eso no impide que sea un libro totalmente disfrutón. Ideal para pasar un rato entretenido y olvidarte de todo por unas horas.

Besos

lunes, 23 de abril de 2018

Señora de rojo sobre fondo gris | Miguel Delibes


Señora de rojo sobre fondo gris de Miguel Delibes
Austral
130 páginas

MI OPINIÓN

Hay libros que llegan un poco sin avisar. Un día fue a la librería, lo ví. Me llamó poderosamente esa mujer de rojo sobre fondo gris e irremediablemente me entraron ganas de conocerla. Luego pasó lo que suele pasar, y es que tuvo que esperar en la estantería. Hasta que, después de terminar el libro que tenía entre manos, otro tocho al que se sumaba el de King anteriormente, me acerqué a mis libros, los acaricié buscando la lectura adecuada y entonces lo ví. Pensé "justo lo que necesito ahora, un libro cortito".... Que ingenua, como si corto fuese sinónimo de ligero. 

Señora de rojo sobre fondo gris no es un libro para nada difícil, pero sí es una de esas novelitas que apetece leer pausadamente, esas que no querrías que acabasen. Escrita en forma de monólogo, un pintor consagrado narra a su hija Ana, presa política en tiempos del franquismo, los últimos años de vida de su mujer, y su muerte que tan prematura resulta siempre, por un tumor cerebral. Desde luego el tema no es fácil, a veces las palabras se quedan agarradas en la garganta y son de difícil digestión. Es una lectura que pide a gritos que te tomes tu tiempo.

Ana es una mujer con un magnetismo absoluto, todo el mundo cae rendido ante su naturalidad, su alegría y su tesón ante las dificultades de la vida. Por eso es inevitable compadecer a su marido por el vacío que desde su fallecimiento se ha instalado en su vida. Nada puede hacer olvidar lo duro que debe estar resultando el hacer este homenaje a la mujer con la que soñó envejecer, dándole las explicaciones oportunas a su hija, que debido a la represión política en la última época del franquismo, no pudo vivir estos momentos al lado de la familia.

Especialmente abrumada y melancólica me siento al descubrir, tras cerrar el libro, que estamos ante el propio homenaje que Miguel Delibes le hace a su difunta mujer, Ángeles de Castro. Una obrita, que pese a la escasez de páginas, no puede olvidarse que es una gran novela. A veces, cuando se sabe escribir como Miguel Delibes lo hace, no es necesario utilizar florituras ni mucha extensión de papel. Él lo demuestra con Señora de rojo sobre fondo gris, una novela que se queda desde ya conmigo y que me ha emocionado hasta la lágrima. Inolvidable.

Besos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...