jueves, 22 de septiembre de 2016

Flores para la señora Harris | Paul Gallico


Flores para la señora Harris de Paul Gallico
Alba editorial
166 páginas

" Porque la Señora Harris había alcanzado su paraíso. Se encontraba en un estado de dicha soñado y anhelado. Todas las dificultades, todos los sacrificios, los ahorros, el hambre y las cosas a las que había renunciado se convirtieron en algo insignificante. No cabía duda de que comprarse un vestido de París era lo más maravilloso que le podía pasar a una mujer."

MI OPINIÓN

Flores para la señora Harris llegó envuelto en uno de los mejores papeles de regalo que me han hecho nunca, y todo gracias a Inés. Es un libro al que le tenía muchas ganas. Había leído muy buenas opiniones de él, y pertenece a la colección Rara avis de la editorial Alba, un sello que no suele defraudar. Su turno llegó en una calurosa noche de agosto y no pudo dejarme mejor sabor de boca.

La señora Harris es una respetable señora de la limpieza londinense. Ella es feliz en su vida, sirviendo a un grupo variado de personas pudientes en cuyas vidas se encarga de poner orden. Pero un día descubre que su fin en la vida no es sólo ayudar a los demás si no que debe hacerse con un Dior. Ha nacido para comprarse un vestido de la firma y para ello va a utilizar todas las armas que están en su mano.

Comienza así el periplo de la señora Harris para conseguir el dinero necesario para adquirir su tan preciada prenda. No dudará en hacer algunas apuestas con la esperanza de que le sonría la suerte y le de un buen empujón de cara a conseguir su sueño, pero además, es tan firme su deseo y su convencimiento de que conseguirá el ansiado vestido que no dudará también en someterse a ciertas penurias como racionar el té o la comida.

El libro comienza  a media res, y descubriremos que nuestra querida señora Harris ha conseguido su objetivo y se dispone a viajar a París rumbo la casa Dior.

Las aventuras de esta peculiar mujer no acabarán aquí, si no que la acompañaremos por la ciudad de las luces conociendo todas las vicisitudes por las que ha de pasar para cumplir su sueño.

Junto  a ella, Paul Gallico nos ofrece unos secundarios de lujo, desde su inseparable amiga la señora Butterfield, sus peculiares clientes londinenses, hasta esas personas que conocerá en París y que confabularán para que nuestra heroína sea capaz de hacer realidad su sueño.

La prosa es sencilla, pero bien trabajada, el autor necesita pocas páginas para hacernos viajar hasta el mundo de la señora Harris y los que la rodean. Entretejiendo entre medias diferentes historias de amor y de amistad de lo más dulces, que no empalagosas. Paul Gallico nos cuenta una historia, que encierra otras muchas, simpática pero con un significado fundamental evitando caer en la frivolidad.

En definitiva, una historia entrañable, que se construye con acierto y que nos enseña que la vida es un viaje y que lo verdaderamente importante no es el fin si no el trayecto y las personas que te acompañan a lo largo del mismo. Una delicia muy recomendable, que hará pasar un buen rato al lector, dejandole con una agradable sonrisa en la cara.

Besos



lunes, 19 de septiembre de 2016

La amiga estupenda | Elena Ferrante


La amiga estupenda de Elena Ferrante
Editorial Lumen
386 páginas

"Nadie nos entendía, pensaba yo, solamente nosotras dos nos entendíamos. Nosotras, juntas, solo nosotras sabíamos de qué manera la capa que pesaba sobre el barrio desde siempre, es decir, desde que teníamos memoria, cedería un poquito si Peluso, el ex carpintero, no era el que había hundido el cuchillo en el cuello a don Achillie, si el que lo había hecho había sido el habitante de las cloacas, si la hija del asesino se casaba con el hijo de la víctima. Había algo insostenible en las cosas, en las personas, en los edificios, en las calles, que se volvía aceptable únicamente si se reinventaba todo como en un juego. Sin embargo, era esencial saber jugar y ella y yo, solo ella y yo, sabíamos hacerlo."

MI OPINIÓN

Elena Ferrante está de moda. Nadie sabe quién es, pero cuenta con una legión de seguidores y su propio hashtag, #FiebreFerrante. En alguna entrevista, no presencial, la autora explicó que usaba seudónimo porque cree que el arte de la literatura debe ocupar un lugar primordial, por encima del propio autor de la obra y el marketing que le rodea. Una vez escrita, la novela ya no es de él sino de los lectores. No sé si en su caso lo ha conseguido o ha ocurrido el efecto contrario teniendo en cuenta todas las teorías y especulaciones que han surgido en torno a ella.

Nada más abrir La amiga estupenda nos encontramos con una amplia lista de personajes que puede resultar intimidante, no sólo por la cantidad de los mismos sino también porque algunos cuentan con apodos o hay personajes que los denominan de distinta manera. Esto puede confundir en la primera parte de la novela hasta que consigues meterte en la historia y hacerte con todos ellos. Además, pronto el lector se da cuenta que la novela se focaliza en Lenù, la narradora, y su mejor amiga Lila. Al principio del libro sabemos que Lila ha desaparecido borrando todo rastro de sí misma, ni siquiera su hijo sabe dónde está y, desesperado, trata de ponerse en contacto con Elena Greco, Lenù, para que le arroje algo de luz. Inmediatamente Elena decide no dejar que Lila gane la partida al olvido y se pone a escribir su vida. La vida de las dos, pues, de hecho, se hayan íntimamente unidas la una de la otra.

Lila y Lenù, al principio de La amiga estupenda son muy pequeñas. Dos niñas que se conocen en la escuela y que comienzan una relación de amistad algo rara, tumultuosa y a través de ellas y sus vivencias Ferrante nos conducirá hasta la adolescencia de ambas.


Lenù es una niña sensible, muy estudiosa, podríamos decir que se trata de una niña muy normal en el mejor sentido de la palabra. Hija del portero del ayuntamiento tiene un futuro prometedor en el mundo del estudio. Lila, por su parte, es rebelde, pasional, impulsiva y exaltada, rodeada de cierto halo de misterio quizá por ser una persona con la que es difícil llegar a conectar.

Lenù caerá rendida ante la figura de Lila, necesitará entrar a formar parte de su vida, su aprobación en las decisiones importantes que le vaya tocando tomar, pero a la vez, es una relación muy competitiva y llena de celos y cierta envidia. Lila siempre empuja a Lenù a lo desconocido, a dar ese paso que no se atreve a dar, a encontrarse a sí misma y a superarse, aunque Lenù a veces lo entienda como celos, que también los hay, o una manera de recordarle que ella siempre será mejor en todo si se lo propone.

La novela se sitúa en la Nápoles de los años 50, se trata por tanto de una novela de la post guerra, algo que también se notará en el ambiente del vecindario que actúa como un personaje más. En el conviven un conjunto de familias pobres que se rigen por las leyes de la mafia debiéndose respeto a los Solara y donde en una disputa familiar puedes ver salir volando por una ventana una plancha o una niña. Un ambiente tenso, lleno de violencia. Se centra en las distintas familias, en su día a día, en cómo la gente, las familias normales, hacen frente a los problemas que les trae la vida. Ferrante se centra en las cosas pequeñas y en las bajas pasiones como las aventuras amorosas, los celos o las rencillas heredadas de una época pasada. Es interesante también ver como a medida que Elena, nuestra narradora, va creciendo y se convierte en una adolescente instruida, el vecindario, la ciudad cambia con ella y prospera.

En cuanto a la prosa de Ferrante, no sigue una construcción de párrafos, capítulos o diálogos como estamos acostumbrados, tiene una manera de narrar peculiar, y si tuviera que ponerle un adjetivo sería directa, visceral. Poco a poco, a su manera, te va arrastrando en la lectura, sumergiéndote en la historia, esa en la que parece que no pasa nada pero está pasando todo. La autora no pone tanto el acento en la trama o en la tensión narrativa sino más bien en la intensidad de lo que cuenta, es decir, en el crecimiento de dos mujeres, que van descubriendo el universo femenino muy influenciado por la época y el entorno claramente dominado por los hombres en el que les toca crecer.

Son muchos los temas que trata La amiga estupenda, como el despertar físico, sexual y personal de la mujer, las preocupaciones de las mismas, la vergüenza ante ese propio crecimiento y las sensaciones que acarrea, las tensiones entre madres e hijas y como éstas tratan de ser una versión distinta a ellas para no repetir esos errores que se amplifican en la mirada de esas hijas hacia sus madres.

La amiga estupenda está maravillosamente bien escrita, lo cual también hay que agradecer a Celia Filipetto, la traductora, por su gran labor. Con treinta y cinco páginas ya me tenía cautivada.

En definitiva, La amiga estupenda es el primer libro de una tetralogía con la que tengo muchísimas ganas de seguir. Elena Ferrante ha conseguido una obra intimista y reflexiva que necesita ser leída con reposo por lo introspectivo de la misma. Nos sirve de espejo, poniendo al lector frente a sentimientos primitivos que en algún momento han  formado parte de nosotros. Quiero continuar con la vida de estas dos amigas, descubrir la maternidad en ellas, cómo les afecta el paso del tiempo y cómo se van haciendo a sí mismas. Sé que me esperan unas cuantas horas de muy buena literatura.

Besos

jueves, 15 de septiembre de 2016

El lejano país de los estanques | Lorenzo Silva



El lejano país de los estanques de Lorenzo Silva
Destino
248 páginas

MI OPINIÓN

"Perelló se abstrajo en el techo. Una tendencia extendida y frecuentemente errónea mueve a no aguardar demasiado de los razonamientos de la gente que piensa y se expresa despacio. Este es el tiempo de los fulgurantes, aunque detrás de la fulguración, como suele suceder, sea difícil encontrar nada que no se escurra entre los dedos."

Hace tiempo que quería leer a Lorenzo Silva y su pareja de guardia civiles de la que tanto y tan bien he oído hablar. El último empujón me lo dio la noticia de que se empezaba a grabas una nueva película sobre uno de sus libros. Así que por fin cogí El lejano país de los estanques.

En un pueblo costero de Mallorca con una gran tradición de turismo internacional descubren el cadáver de Eva Heydrich, una joven austriaca que estaba pasando unas temporada en la localidad. La principal sospechosa de su asesinato es Regina, una mujer madura que mantenía una relación con Eva. En los alrededores del escenario del crimen se encuentra el arma empleada con sus huellas y ella ha desaparecido. Los altos cargos quieren cerrar rápido el caso y culparla para que no cunda el pánico entre los turistas.

Para ello se llama a Bevilacqua, sargento de la benemérita de Madrid con mucha experiencia al que le acompañara la joven Chamorro, una joven con mucha proyección. Pronto el sargento se dará cuenta que el asesinato no pudo cometerlo Regina, o no sin ayuda.

El caso me pareció bien construido aunque la resolución me dejó un tanto fría. Si bien, todo lo que me faltó con la investigación lo suplieron los personajes. En primer lugar el de Eva Heydrich que a pesar de no aparecer en la novela la conoceremos a la perfección por el relato que los demás hacen de ella. Una joven misteriosa, rara, altiva a la que le gusta llevar el mando, y con un cierto punto de crueldad, este es el punto de vista que despierta en los demás. Tiene mucho carisma y levanta en los demás amor y odio a partes iguales.

En cuanto a la pareja de guardias civiles, aunque Vila en un principio no confía en que la agente Chamorro sea lo mejor para la resolución del caso, lo cierto es que esta responde a la investigación mucho mejor de lo que su compañero esperaba. Chamorro es una joven de familia militar que al no poder acceder al ejército decidió probar suerte en la Guardia civil. Sin miedo a vivir en un ambiente masculino y con todos los inconvenientes que para una mujer como ella puede tener la pertenencia al cuerpo, les hace frente no sólo con sus conocimientos si no también con su intuición iniciativa y trabajo de campo. 

El lejano país de los estanques esboza muy bien a sus personajes, que sufren una clara evolución, quizá el ejemplo más llamativo sea el de Chamorro. 

El estilo es fluido y deja con ganas de seguir conociendo más a los protagonistas en posteriores entregas, al menos yo continuaré con ellos.

Besos

lunes, 12 de septiembre de 2016

La última salida | Federico Axat


La última salida de Federico Axat
Destino
543 páginas

MI OPINIÓN

"¿Cómo era posible que pudiera recordar algo que todavía no había sucedido?"

Si pregunto cuál fue uno de los libros de la temporada pasada, creo que no habría muchas dudas en incluir La última salida entre ellos. Un libro que triunfó antes de salir, con una próxima adaptación al cine inclusive.

Soy una amante de los buenos inicios. De hecho tengo buena memoria con ellos. Si me conquistan con la primera frase tienen mucho ganado. Los inicios son importantes. "Ted McKay estaba a punto de pegarse un tiro en la sien cuando el timbre de su casa empezó a sonar con insistencia." Este es el inicio de La última salida, un comienzo que me dejó irremediablemente atrapada en su lectura. Si no has tenido suficiente con esa primera frase puedes continuar leyendo. Un tal Ted está a punto de pegarse un tiro, pero en ese momento alguien lo interrumpe llamando al timbre, se fija en  la mesa y descubre una nota de su puño y letra que no recuerda haber escrito y que le dice que abra la puerta ya que es su última salida. ¿Todavía no te parece suficiente? Al abrir se encuentra con Lynch, un hombre que le propone nada más y nada menos que participar en una cadena de suicidas. Ahora si que estas perdido, ¿verdad?

La última salida es un thriller psicológico de los buenos, que te atrapan al momento y no te sueltan ni después de haberlos cerrado. Federico nos trae una propuesta arriesgada de la que sale victorioso, siempre un paso o dos por delante del lector, no da respiro, ni deja en ningún momento que este descubra lo que esta tramando hasta el último momento. Es uno de esos libros que vuelan la cabeza, un auténtico rompecabezas que te lleva por donde quiere puesto que Axat no sólo juega con los saltos temporales si no que adereza toda la novela con múltiples cambios de perspectiva, de tono, de giros y de trampas colocadas de una manera muy inteligente.

En cuanto a los personajes, si bien, en un inicio podríamos pensar que el único protagonista es Ted, también cuenta con unos secundarios muy interesantes. Ted es un hombre exitoso, inteligente, con un pasado ajedrecista se nota su mente analítica, de hecho, el suicidio está calculado hasta el último detalle. Cuenta con una familia perfecta, unas hijas que le adoran, pero, entonces ¿por qué se quiere suicidar? ¿qué ha hecho para llegar hasta ese punto?

Por otro lado tenemos a Laura Gil, psiquiatra de Ted y que a mi me ha parecido que comparte protagonismo con el mismo. Un personaje con el que el autor nos trae un nuevo punto de vista y que desencadenará uno de los hilos más interesantes de la novela. Personalmente me han encantado las conversaciones entre médico y paciente, puesto que contribuyeron a que mis teorías sobre lo que estaba pasando se multiplicaran por mil.

El estilo de Axat es cuidado. Quedas con la sensación de que todo está muy bien medido, y que crea no sólo un thriller angustioso tratando el límite entre la cordura y la locura, si no que también ha creado unos personajes magníficos y un ambiente muy acorde con el fondo de la historia. Pero lo que más valoro es la importancia que le da al lector, como no sólo nos invita a jugar a un juego raro y apasionante si no que hace que nunca perdamos el interés por continuar jugando manteniéndonos siempre activos, pensando y elucubrando.

Sin duda La última salida es una de las mejores novelas que he leído este año, un thriller psicológico que no da respiro, muy ambiental que engancha sin remedio y que, con un final desconcertante, hace que el juego no termine al cerrarlo si no que continúe una vez finalizado el libro. Tenía las expectativas por las nubes, pero no se han visto defraudadas para nada. Me quedo con muchas ganas de continuar leyendo al autor con El pantano de las mariposas y todo aquello que nos vaya proponiendo.

Besos

jueves, 8 de septiembre de 2016

Ofrenda a la tormenta | Dolores Redondo


Ofrenda a la tormenta de Dolores redondo
Destino
544 páginas

MI OPINIÓN

"No hace falta que lo hayas vivido antes para reconocerlo, no es necesario. Hay un instante, un hecho, un gesto, una llamada, una palabra que lo cambia todo. Y cuando ocurre, cuando llega, cuando es pronunciada, rompe el timón con el que habías creído gobernar tu vida y arrasa los ilusos planes que habías ideado para el mañana mostrándote la realidad. Que todo lo que parecía firme no lo era,  que todas las preocupaciones de la existencia son absurdas, porque lo único absoluto y total es el caos que te obliga a doblegarte sumiso y humillado bajo el poder de la muerte."

Antes de saturarme a libros empezaba trilogías y sagas con cierta alegría. Tenía un don. Ahora, el terminarlas... Eso es otra cosa. Con ofrenda a la tormenta me pasó algo curioso, salió, me hice con él, pero no lo he leído hasta ahora. ¿Por qué? Primero porque la trilogía me gusta, el mezclar novela negra con cierto toque mitológico me ganó, y siempre da penita despedirse de unos personajes a los que has cogido cariño. Y segundo, porque las reseñas eran muy positivas, y no es la primera vez que me chafo a mí misma una final por llevar las expectativas por las nubes. Así que dejé que se enfriara un poco el ánimo. Unos meses me dije... A la luz del resultado, fue una buena idea porque la he disfrutado mucho.

Amaia ha resuelto el caso de la exhumación de huesos y encerrado al culpable, sin embargo la desaparición de su madre, a la que todos dan por muerta, no la tiene convencida, amenazando con convertirse en una obsesión.

Por otro lado surge la denuncia de una mujer hacia su yerno. Su nieta ha muerto según lo que los médicos llaman muerte súbita del lactante pero su padre no se esta comportando de manera normal, hasta el punto de intentar robar su cadáver para, según el, ofrecerlo. Comienza así una investigación que mantiene al lector pegado a las páginas a medida que se van descubriendo una serie de datos que hacen sospechar que hay algo mucho más grande detrás de todo. Amaia y su equipo descubrirán que no es el único caso de muerte súbita de lactante sospechoso en los últimos tiempos, y todo parece encajar con los últimos acontecimientos sufridos en Baztan.

Una vez más un ser mitológico adquiere importancia en este libro. En este caso se trata de Inguma, un diablo al que se le atribuye la muerte durante el sueño. Según la mitología se sienta sobre el pecho de sus víctimas, asfixiándolas mientas duermen, robándoles así el alma. En la trilogía de Dolores el componente mitológico siempre ha quedado incluido con mucha naturalidad y elegancia, y esta vez no es menos, por lo que a los lectores que pueda echarles para atrás este componente fantasioso pueden estar tranquilos, no tendrán problemas.

En segundo lugar, la vida privada de Amaia también dará un vuelco, después de casi perder a su hijo, se enfrenta a muchas decisiones que tomar y muchos sentimientos encontrados. Mi principal crítica en Legados de huesos fue precisamente en este campo. No entendí la actitud de la protagonista en muchas ocasiones, y aunque podemos decir que en esta entrega sigue por el mismo camino, la diferencia que encuentro es que en esta su comportamiento esta mucho mejor explicado, acabas entendiendo el proceso de Amaia, y te das cuenta que no podía ser explicado por cuestiones de trama en el anterior libro.

Profesionalmente también se advierte la clara evolución de Amaia. Ha aprendido mucho y ha tenido que enfrentarse a situaciones que le han hecho plantearse su modus operandi. A lo largo de toda la trilogía asistimos a la dicotomia entre la investigación policial y la tradición , entre lo racional y lo irracional en definitiva. Y es en esta entrega donde Amaia se abre y juega más en los terrenos colindantes de ambas posturas, admitiendo e incluyendo en su vida profesional sentimientos y sensaciones a las que no habría dado cabida en El guardián invisible. 

La ambientación vuelve a ser fundamental, hasta el punto de parecer que hemos paseado miles de veces por esos bosques y que somos conocedores de todas sus tradiciones y seres que los pueblan. Esta claro que la prosa es muy atmosférica y envolvente. Esos bosques oscuros y milenarios son muy evocadores.

Por último, la trama queda totalmente cerrada, el caso que adquiere una envergadura mucho mayor de la que esperaba, se resuelve atando todos los cabos y cerrando el círculo que inició la autora en El guardián invisible.

En definitiva un muy buen cierre de trilogía, que deja muy buen sabor de boca, y con ganas de seguir disfrutando de las próximas aventuras que nos pueda deparar Dolores Redondo. Creo que Ofrenda a la tormenta queda no sólo a la altura de las otras dos, si no que, en mi opinión, está incluso por encima. No me importaría seguir leyendo sobre Amaia Salazar.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...