jueves, 25 de agosto de 2016

La viuda | Fiona Barton


La viuda de Fiona Barton 
Editorial Planeta
528 páginas

MI OPINIÓN

Hoy os traigo la que según todo el mundo iba a ser la lectura del verano. En mi caso, lamento decir que se ha quedado en el intento

Jean Taylor es una mujer abnegada que ha vivido por y para su marido, un hombre que siempre ha ejercido cierto control sobre ella, limitándola y haciéndole sentir de menos. Hace años el fue acusado del secuestro y asesinato de una niña, pero debido a falta de pruebas fue absuelto. Ahora el ha muerto y todas las miradas se dirigen a ella, la entrevista más buscada es la de la viuda, esa mujer que siempre ha permanecido a la sombra y que aun sin su marido se pregunta si estará haciendo lo correcto o no desde el punto de vista de él.

¿Sabe Jean la verdad? ¿mató o no su marido a la niña? Y, en ese caso, ¿ella lo sabía? El planteamiento me gusta, y de hecho hay varios puntos interesantes como el hecho de saber si su marido secuestró o no a la niña y si finalmente la mató, cómo lidió ella con la acusación de su pareja, por qué ha callado durante todos estos años o el tema de la condena social cuando después se es absuelto, o la prensa, los límites de la misma y el tratamiento de la información. Como digo, estos puntos hubieran podido dar mucho juego, son interesantes y podrían haber creado unos personajes psicológicamente complejos y una trama interesante.

He utilizado el verbo correcto. "Podría" porque desde mi punto de vista no lo lleva a término. Parte como digo de un muy buen planteamiento para terminar diluyéndose en un supuesto thriller carente de giros o sorpresas. Hace tiempo que las fajas de los libros no me dicen nada, las tomo como son, publicidad, marketing, por eso no achaco mi problema con la novela por falsas expectativas, pero, si entiendo que voy a leer un thriller, al género le pido ciertos condicionantes que no se han dado en este caso.

Y quizá no sea necesario que haya estos giros argumentales, hay novelas que compensan esa falta de sorpresas con una buena prosa, creando atmósferas que mantienen al lector unido a la historia. En la viuda tampoco he encontrado eso. Con una prosa en exceso simple y nada envolvente iba perdiendo el interés conforme avanzaba.

El personaje de Jean esta correcto, aunque me ha faltado algo, no lo veo demasiado construido como para sostener toda la historia. Y quizá el pequeño giro final queda desaprovechado, ya que no se reconoce a la Jean de ese momento con la Jean de a lo largo del libro, que hubiera adquirido mucha más fuerza.

En definitiva, una novela para pasar el rato. Conozco personas a las que les ha entretenido, nadie lo ha considerado el thriller del año, pero sí lo han disfrutado más que yo, así que si tienes claro lo que te vas a encontrar y no le pides mas que eso, se deja leer.

Besos

lunes, 22 de agosto de 2016

Pan de limón con semillas de amapola | Cristina Campos


Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos
Editorial Planeta
416 páginas

MI OPINIÓN

Hay libros que te encuentran ellos a ti. Pan de limón con semillas de amapola es uno de esos. Fue en la comida que hicimos en Sant Jordi, nosotras teníamos un plan, pero Teresa y yo cometimos el "error" de sentarnos junto a Xavier y claro... Acabamos de nuevo en un Corte Inglés habiendo convencido previamente a Inés, para hacernos con el libro y la firma de Cristina campos. La autora fue un auténtico encanto y eso aumentaron mis ganas del libro. Así que fue uno de esos cambios de planes que te traen cosas muy bonitas.

Pan de limón con semillas de amapola es la historia de dos hermanas muy distintas, Marina y Anna que de repente reciben como herencia una panadería en Valldemossa que pertenecía a una mujer de la que no habían tenido noticia antes. Las hermanas estaban muy unidas antes pero después de una disputa entre Marina y el marido de Anna llevan quince años sin verse. El momento del encuentro es vivido de distinta manera por cada una de ellas. Anna lo ve como una oportunidad de recuperar a su hermana, pero para Marina solo es un trámite para vender la panadería y volver a sus labores como cooperante de Médicos sin frontera.

Sin embargo las cosas cambian en el momento en que Marina se niega a vender la panadería hasta que no descubra quién es esa mujer que les ha dejado esa encantadora panadería. Comienza así un viaje a las raíces de cada una de ellas.

Marina es una mujer fuerte, pero a la vez ha quedado marcada por la mala relación con su madre, algo que siempre le ha torturado provocandole cierta debilidad y tristeza que arrastra desde siempre. No habiendo conocido el amor de una madre, ¿puede ella darlo? Todo en su vida parece estar en paz, hasta que ayuda  a dar a luz a una niña etíope, momento en el cual volverán a surgir sus fantasmas y culpabilidades. Por eso cuando llega a Mallorca las cosas no serán tal y como había planeado.

Anna por su parte es todo lo contrario, una mujer débil, que siempre ha vivido a la sombra de su marido y de su suegra, callando y aceptando. La relación con su hija no es mucho mejor, puesto que parece que Anna la quiere moldear según unos estándares con los que ella no se siente identificada, planteándose así el conflicto entre madre e hija. Anna está deseando vender la panadería para solucionar los problemas económicos de su matrimonio pensando que así  las cosas podrán empezar a ser como ella siempre habría querido. 

Por último tenemos a Valldemossa como un personaje más, el pueblo y sus habitantes quedan perfectamente plasmados en la novela, construyendo unos secundarios con entidad propia que dotan a la novela de un sentimiento muy entrañable.

Pan de limón con semillas de amapola es ante todo una novela de personajes y sentimientos. Unos personajes llenos de vida, con sus contradicciones tan bien tratadas que son totalmente creíbles. Hay momentos en los que los adoras y en otros eres incapaz de entenderlos, pero siempre están llenos de vida. Y lo que es más importante, evolucionan, hasta el punto de que es imposible que no empatices con ellos, llorando o alegrándote por ellos. 

En definitiva, no se si he sido capaz de plasmar todo lo que me gustó Pan de limón con semillas de amapola, si te tienes que quedar con algo es que me ha encantado, que me han dado unas ganas enormes de volver a Valldemossa y que espero volver a encontrarme con la gran sensibilidad de la prosa de Cristina Campos. 

No sería justo acabar esta reseña sin añadir algo más. Muchas gracias Xavier.

Besos

jueves, 18 de agosto de 2016

JANE EYRE | CHARLOTTE BRONTË


Jane Eyre de Charlotte Brontë
Alba editorial
694 páginas

MI OPINIÓN

Desde hace ya un tiempo me puse como propósito leer más clásicos, pues los echaba en falta sumergida en la vorágine de tanta novedad, y hasta el momento he disfrutado muchísimo de todos los elegidos. Nos juntamos Teresa, Mónica y yo, decidimos uno, aunque la verdad es que hasta el momento los títulos han surgido de una manera diría que natural, y lo leemos juntas.  A veces se nos une más gente haciendo que el maravilloso tándem que ya formamos se enriquezca más. Así nació la lectura de Jane Eyre, novela gótica que en mi caso, nunca había leído y que ya adelanto, he disfrutado mucho, creo que ayudó el haber leído justo unos días antes la biografía de la autora, lo que me permitió ir encontrando guiños a lo largo de la lectura que hicieron que fuera sumamente interesante.

La pequeña Jane, vive acogida en casa de su tío, donde la mandaron al quedar huérfana de padres, será a la muerte de su protector cuando su viuda e hijos la maltraten de todas las formas posibles, vapuleada tanto física como moralmente la joven estallará contra su odioso primo lo que hará que sea conducida al internado Lowood, un reflejo del propio internado donde pasó su niñez la propia autora. Allí tendrá que luchar contra las terribles carencias a las que el director del mismo somete a las jóvenes que se hayan a su cuidado, con una alimentación y sanidad que dejan mucho que desear, provocando la enfermedad en muchas niñas. Será aquí donde Jane conocerá su primera pérdida puesto que el internado Lowood también le acercará a personas maravillosas como la señorita Temple, sintiéndose por primera vez parte de algo, descubriendo la amistad y el cariño.

Una vez alcanzada la madurez, Jane trabajará como profesora del propio orfanato que ha sufrido algunos cambios y, pese a disfrutar de una vida apacible, algo en su interior la espolea a salir de allí y conocer mundo, por lo que aceptará el trabajo de institutriz de la pequeña Adele en la mansión de Thornfield. Allí coincidirá con unos personajes inolvidables que le entregarán su cariño y le descubrirán un mundo nuevo plagado de secretos y misterios, aunque quizá el mayor misterio sea el señor de la casa, Rochester, un hombre taciturno, con un sentido del humor algo peculiar, al que le envuelve un halo de tristeza.

Poco novedoso se puede decir de Jane Eyre de la que tanto se ha escrito, de hecho, aunque no había leído el libro, si había visto la película por lo que el misterio principal me era conocido, sin embargo, puedo decir que no le ha restado interés a la lectura. Escrito con una prosa exquisita, no puedo no mencionar la fantástica traducción realizada por Carmen Martín Gaite para la edición de Alba.

El estilo de la autora es como su protagonista, indomable, pasional y con una fuerza arrolladora. Es Jane y su carácter la verdadera protagonista de la historia en constante lucha entre su razón y su pasión, siendo protagonista de una de las historias de amor más famosas de la literatura. Un personaje muy bien construido, adelantado a la época en cuanto a la condición de la mujer en la sociedad y la fuerza de las mismas.

Quizá el final de la novela adolece de cierto poso de adoctrinamiento religioso, pero a mi no me ha chirriado tanto como a mis compañeras de lectura ya que iba avisada por sus comentarios. Lo que si me ha sorprendido es lo bien que ha envejecido la novela. Otros clásicos quedan más anclados en el tiempo y les ves las costuras, algo que no le ocurre a la obra más conocida de Charlotte Brontë.

En conclusión, Jane Eyre, un clásico imprescindible que merece ser leído más de una vez, pues me quedo con la sensación de que podría seguir sacandole jugo a la misma con posteriores lecturas. Quizá más adelante.

Besos


lunes, 15 de agosto de 2016

Cartas a Siracusa | Lucía Feliu


Cartas a Siracusa de Lucía Feliu
Editorial Almuzara
376 páginas

MI OPINIÓN

Los libros que mezclan ciencia y religión a ritmo de thriller me resultan muy entretenidos, no son mi género favorito, pero de vez en cuando me gusta dejarme caer por ellos, por eso me llamó la atención Cartas a Siracusa, por su temática. Sin embargo a veces los libros nos sorprenden, y no son lo que esperábamos de ellos, a veces esto es para bien, pero en otras ocasiones te dejan algo fría, y esto es justo lo que me ha pasado con esta novela.

Ángela, una bióloga molecular trabajadora del CSIC es nuestra narradora. La historia comienza a media res, cuando Ángela está esperando que liberen a Teo y será a través de sus recuerdos como conoceremos la historia desde el inicio, hasta que ambas tramas confluyan y continúen hasta el final de la novela.

El Vaticano pide ayuda a cuatro personas, entre las que se encuentran dos biólogos moleculares, Olivier y la propia Ángela, un antropólogo forense, Teo y Francesco arqueólogo y sacerdote. Su misión es confirmar si los tres cuerpos que les entregan corresponden a los tres santos a los que se atribuye o no. Hasta ahí todo muy bien, puesto que cumplía mis expectativas, sin embargo he de reconocer que en algunos momentos de la investigación me he sentido perdida, quizá abrumada por los distintos conceptos científicos que se emplean y de los que desconozco absolutamente todo, eso hizo que me pareciera que la trama avanzaba con lentitud, excesiva para un thriller en mi opinión.

Sin embargo, la trama se empieza a complicar, llegando a tomar unos derroteros que poco tienen que ver con  lo que en un principio parecía que el libro iba a aportar, y que sinceramente, me dejaron descolocada y carente de interés, conforme más se desdibujaba la idea que me había hecho del libro más lejana me sentía en su lectura. El final me pareció artificioso y con demasiadas casualidades que hicieron que se me antojara irreal.

En cuanto a los personajes he de decir que están muy bien trazados, aunque me he sentido mucho más cerca de los secundarios que de la narradora principal a la que no he entendido en muchas de las circunstancias y no me he sentido conectada con lo que le pasaba ni con la historia de amor.

La prosa de Lucía me ha gustado, escribe bien y de hecho no me importaría leerla en otros registros, mi problema ha sido mi idea preconcebida de la novela, de la que esperaba un ritmo trepidante y pura diversión, algo que no me ha dado. Se que mi opinión es una excepción y que el libro si ha cumplido las expectativas de muchas personas, por eso os invito a que leáis otras reseñas para haceros una mejor opinión del mismo por si queréis darle una oportunidad.

Besos

jueves, 11 de agosto de 2016

EL PODER DE LA SOMBRA | MARIA JOSÉ MORENO


El poder de la sombra de Maria José Moreno
Editorial Versátil
344 páginas

MI OPINIÓN

El poder de la sombra es la segunda parte de la trilogía del mal que está escribiendo María José. La primera de ellas, La caricia de Tánatos me gustó mucho y me dejó con muy buen sabor de boca, por ello, no dudé en leer también su continuación.

Mercedes ha estado bastante hundida después de los acontecimientos de la anterior entrega. El final tan impactante que vivimos en La caricia de Tánatos le dejó tocada tanto profesional como personalmente. Al inicio de la novela la vemos, no obstante, más recuperada, ha vuelto a coger las riendas de su vida y vuelve a tener las cosas claras. 

Todo transcurre con normalidad cuando un viejo amigo, Felipe Castilla, abogado de profesión, le pide que le ayude en el caso que tiene entre manos. Su cliente, Rosa María, hija de una buena familia de la ciudad ha sido acusada de asesinato, ella no recuerda nada y alega su inocencia, pero las pruebas contra la misma son abrumadoras, tanto que Felipe llama a Mercedes para que trate de evaluar un posible trastorno mental de Rosa María que le ayude a rebajar o incluso eximir de la pena. Para ello no sólo tratará de contra con Mercedes si no también con Miguel, ex novio de Mercedes con el que acabó tan mal en la entrega anterior, que ha vuelto a la ciudad para trabajar como psiquiatra. Es así como se vuelven a unir sus caminos dando comienzo a una parte de la trama que no me ha terminado de convencer. Siempre he creído que Mercedes es una mujer analítica y nada impulsiva, por eso me ha chocado verla cometiendo quizá los mismos errores que se prometió no volver a cometer y por los que tanto se ha culpado así misma, de hecho, no es que me haya sobrado la historia de amor entre ellos dos, si no que creo que Mercedes podría haber tenido una actitud mucho más madura, tal y como sí tiene el propio Miguel, sobre todo porque ella lo es. Pero bueno, esto es un apreciación muy personal.

María José está tratando con esta trilogía de presentarnos el  Mal en todas sus versiones, y si en La caricia de Tánatos lo hizo a través de una historia dura de violencia de género, en El poder de la sombra lo hace a través de un tema que personalmente siempre me parece durísimo, los abusos a niños. También nos ofrece un estudio sobre el miedo con el que algunas personas someten a otras durante toda su vida impidiendo a las mismas actuar en consecuencia, 

El personaje de Rosa María me parece dibujado con muchísimo acierto, la autora le ha dotado de mucha fuerza y magnetismo y a  mí me ha tenido atrapada, quizá sea lo mejor de El poder de la sombra ¿De verdad no recuerda nada de lo que ha pasado o esta fingiendo? El libro te mantiene en todo momento bailando entre esas dos ideas y no será hasta el final cuando el lector se pueda decantar por una u otra, manteniendo la intriga durante sus páginas. Los pasajes en los que Mercedes trata de ahondar en la mente de Rosa son simplemente brutales, dotados de mucho realismo, y que, a pesar de que la historia de fondo se ve venir desde pronto, no hace que pierda interés la lectura.

En cuanto al estilo de María José es sencillo, se expresa con claridad y de manera ágil, de tal manera que el lector no se pierde en ningún momento ante las explicaciones sobre el funcionamiento de la mente humana.

En definitiva, El poder de la sombra es una muy buena segunda parte, en la que creo que el asunto de fondo es incluso mejor que en la primera y que, pese a no entender la actitud de la protagonista en sus idas y venidas sentimentales, nos ha regalado a un personaje fascinante, Rosa María. Me quedo con ganas de leer la tercera parte.

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...