lunes, 17 de julio de 2017

Desaparecido | C L Taylor


Desaparecido de C.L Taylor
Duomo ediciones
448 páginas

MI OPINIÓN

El año pasado leía Los confines del silencio de C.L Taylor y la verdad es que lo disfrutaba bastante, un thriller muy entretenido que me dejó con ganas de seguir probando con la autora. Por eso Desaparecido tenía todas las papeletas para ser una de mis próximas lecturas y por fin os traigo mis impresiones.

Estos thrillers psicológicos son los que más me apetecen de vez en cuando, me despejan, me mantienen pegados a sus páginas y me hacen pasar unos ratos realmente entretenidos. No ha sido diferente con Desaparecido. La acción se centra en la familia Wilkinson, concretamente nuestro narrador será Claire, la madre. Junto a ella viven su marido, Mark, Jake, su hijo mayor y Kira la novia de Jake. Sin embargo la sombra de Billy, su hijo menor desaparecido planea por todas las páginas.  Desde el primer momento la familia da muestras de tener secretos escondidos, todos parecen atormentados como si cada uno de ellos estuviera convencido de su culpabilidad y no supiera como manejarlo, viviendo atormentados. De hecho es una familia al borde de quedar desintegrada por la actitud destructiva de todos sus miembros.

Las cosas empieza a empeorar cuando Claire comienza a ver afectada su salud por los acontecimientos que está viviendo. Tiene dudas de todo y de todos, incluso del propio Billy. No sabe si conocía verdaderamente a su propio hijo, si le consintió o le dejó pasar actitudes que no deberían haberse permitido. ¿Hasta dónde cubre el amor de una madre? ¿Puedes quedar ciega hacia el comportamiento tiránico de un hijo? Me ha gustado como la autora ha incluido las dudas de Claire y ha buceado por los límites de la maternidad y el amor incondicional de una madre a un hijo.

Otro punto interesante es lidiar con que la víctima no lo parezca, que no despierte la empatía del lector en ningún momento, y aun así queramos saber cuándo empezó todo a torcerse, dónde está el punto de inflexión en que los Wilkinson dejaron de ser una familia feliz y comenzaron a alejarse, qué errores cometieron para que se entraran en ciertas dinámicas y no saliesen de ellas.

De esta manera reflexiona C L Taylor a lo largo de la novela, de tal forma que no sólo nos adentramos en el misterio de la desaparición de Billy, sino que también nos involucramos en una familia llena de secretos, donde las sospechas van volando de unos a otros y cuyo final, al menos a mí, me ha sorprendido. En definitiva, una lectura interesante y entretenida, ideal para esos momentos en los que apetece que un libro te enganche. El único pero que le pondría es que está narrada en primera persona y con el tiempo verbal de presente, un recurso estilístico con lo que no termino de sentirme cómoda, pero eso es una cuestión totalmente personal y que a alguien menos rarito que yo no le supondrá ningún problema.

Besos



lunes, 10 de julio de 2017

La oscura luz del sol de medianoche | Cecilia Ekbäck


La oscura luz del sol de medianoche de Cecilia Ekbäck
Roca editorial
368 páginas

MI OPINIÓN

Conocía a esta autora con su anterior novela El invierno más largo, de la que me atrajo sobre todo su ambientación y la disfruté mucho. Así que cuando se anunció su nuevo libro quise volver a encontrarme con ella.

Magnus es mineralogista, pero tras los asesinatos ocurridos en Blackasen a manos de un lapón recibirá un encargo de su suegro un tanto especial. Debe desplazarse hasta allí, entrevistarse con el lapón y averiguar toda la verdad. La estabilidad de la zona y el yacimiento de hierro que alberga la montaña están en juego.

Magnus no viajará sólo si no que tendrá que llevarse con él a Lovisa, la díscola de su cuñada a la que su padre acaba de repudiar. Al principio resulta imposible al lector entender ciertas actitudes y reacciones Lovisa, pero pronto se nos dejará entrever que debajo de todo ese comportamiento irritante e inexplicable hay enterrado mucho más.

Junto a estas dos voces nos encontraremos también con la de Bija, una anciana lapona, que se encuentra en un punto de transición y duelo de su vida sin sabe hacia dónde debería decantarse.

La oscura luz del sol de medianoche tiene un ritmo pausado, quizá en algunos puntos excesivamente pausado, de hecho me costó bastante meterme en la novela, me parecía que todo iba demasiado lento. Sí es verdad que de pronto despierta y entonces no quieres parar hasta saber qué es lo que pasó de verdad en Blackasen.

La cultura lapón que tanto me gustó de su libro anterior, vuelve a estar presente en este libro pero con menos presencia, algo que me ha dado un poco de pena, porque me parece un punto muy interesante.

En cuanto a la ambientación Cecilia Ekbäck vuelve a hacer un buen trabajo, con una prosa envolvente, consigue trasladarnos a un Estocolmo en pleno verano donde el sol no termina de ponerse, por lo que al igual que en El invierno más largo, las condiciones de vida siguen siendo extremas y muy duras. El constante sol impide conciliar el sueño lo que provoca insomnio y por tanto dificultad en el carácter de aquellos que no se acostumbran a este hecho.

La acción vuelve a situarse en una comunidad pequeña donde los secretos y antiguas rencillas laten bajo la superficie, aumentando en tensión conforme avanza la opresiva trama. Una trama que se centra de nuevo en la montaña, con toda su historia, misticismo y sus ritos ancestrales. Razón y animismo pugnan entre sí, aunque más relevante es la lucha que mantiene el cristianismo con las antiguas creencias laponas.

En definitiva, he disfrutado de La oscura luz del sol de medianoche un pelín menos que El invierno más largo, y creo que es por la falta de ritmo en ciertas partes de la novela, sin embargo la ambientación con la que juega la autora ha salvado su lectura. Un libro recomendable para pasar unas horas de entretenimiento.

Besos

miércoles, 5 de julio de 2017

Americanah | Chimamanda Ngozi Adichie


Americanah de Chimamanda Ngozi Adichie
Literatura Random House
624 páginas

MI OPINIÓN

Hoy es uno de esos días en que no voy a hacer justicia al libro, así que vayamos a lo importante: TENÉIS que leer Americanah. Ya esta. Si algo tiene que quedar claro cuando salgáis de mi asteroide es eso, así que lo remarco desde el principio.

Tras trece años en Estados Unidos y habiendo conseguido el permiso de residencia, Ifemelu decide ir a la peluquería a trenzarse el pelo porque va a volver a Nigeria. Es con Ifemelu sentada mientras le trabajan el pelo como la historia dará pistoletazo de salida, contándonos a través de sus propios recuerdos cómo ha llegado hasta ese salón de peluquería que se cae a cachos.

Americanah es un repaso a la historia reciente de Nigeria, cómo sus habitantes han tenido que lidiar con las situaciones políticas, sociales y económicas que les han tocado vivir. De hecho, Ifemelu es la hija de una familia de clase media-baja que se ve obligadaa pedir el permiso de estudios en Estados Unidos debido a las constantes huelgas de los profesores de universidad. Ella lo presenta sin mucha esperanza, son muchos los jóvenes que lo intentan y muy pocos los que lo consiguen, quedando la mayoría en eso, un intento. Pero para ella se obra el milagro y se lo conceden.

Comienza así la odisea de Ifemelu, que aterriza en una sociedad culturalmente opuesta a la nigeriana; un mundo lleno de posibilidades, la tierra de las grandes oportunidades, pero a la vez un mundo depravado que le pondrá a prueba, le enseñará su peor cara y le hará pasar por situaciones que harán que todo cambie.


Desde el primer momento, a pesar de ser nuestra protagonista, Ifemelu se revela como la gran observadora, de hecho, hará de la contemplación su medio de vida, abriendo un blog sobre la raza, o más bien sobre las distintas situaciones y problemáticas que se dan entre los blancos y los negros nacidos en América visto desde los ojos de una negra no norteamericana. Un punto de vista y una oportunidad excelente que Chimamanda no desaprovecha, para realizar una crítica a la sociedad americana en su conjunto, al desorden existente dentro del orden aparente, tocando temas que personalmente me han parecido muy interesantes y a los que no había prestado atención hasta ese momento.

Americanah también habla de identidad, de raza, de la lealtad con uno mismo y con su tierra, su cultura, de ser uno mismo y de aceptarse. Más que de aceptarse, del proceso de aceptación. Soy así ¿lucho contra la naturaleza para no parecerlo? ¿Y lo hago desde mi propio convencimiento o porque me viene marcado desde la idea social sobre lo que debería ser o parecer, para ser aceptado o para entrar en el círculo de la clase social a la que quiero pertenecer?

La vuelta a Nigeria es espectacular, sobre todo por el contraste tan fuerte que se percibe entre ambas culturas, el cambio social, de medios y de la manera de vivir y actuar. Supone el reencuentro con su antigua vida, sus padres, amigos, y, por supuesto Obinze. Una historia de amor que late a lo largo de toda la novela y que me ha enamorado, me ha cautivado y ya sabéis lo cactus que soy yo con estas cosas, pero de verdad que me ha parecido perfecta.

Se que llego tarde a la fiesta y que este libro se ha recomendado hasta la saciedad. Seguramente no he aportado nada nuevo, pero este cinco estrellas merecía un hueco por mi rincón ¿no os parece?

Besos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...