viernes, 7 de octubre de 2016

Me llamo Lucy Barton | Elizabeth Strout


Me llamo Lucy Barton de Elizabeth Strout
Duomo ediciones
209 páginas

"Pero cuando veo a los demás andando con seguridad por la calle, como si estuvieran completamente libres del terror, me doy cuenta de que no sé cómo son los demás. Hay mucho en la vida que parece pura especulación"

MI OPINIÓN

Me llamo Lucy Barton es una novela narrada por la propia protagonista y situada en un punto del futuro, años después de los hechos que se nos narran algo que siempre me parece interesante, principalmente por el beneficio que d la perspectiva del paso de tiempo en la narración, lo que creo que enriquece el punto de vista del personaje y por la falibilidad de la memoria. ¿Esto que cuento, pasó como lo recuerdo? ¿Añadimos algo a los recuerdos de nuestra propia cosecha? ¿Dónde acaba y dónde empieza la fantasía con la que adornamos acontecimientos ya pasados?

La novela transcurre a lo largo de cinco noches en un hospital a mediados de los ochenta. Lucy Barton ha estado ingresada durante tres semanas por una enfermedad que en ningún momento se nos desvelará, después de haberle extirpado el apéndice. Nuestra protagonista está en un punto crítico, separada de su marido al que no le gustan los hospitales y sus dos hijas a las que echa de menos desesperadamente luchará por poder salir de allí lo antes posible y poder reunirse de nuevo con ellos.

De manera inesperada, y  a petición de su marido, su madre se presentará en el hospital. Una noche abrirá los ojos y allí estará ella, su madre, de la que ha estado separada desde hace años, concretamente desde que Lucy consiguió salir del ambiente de pobreza que sufrió en su infancia. Ahora Lucy es una escritora exitosa, sin embargo la presencia de su madre despierta los recuerdos de su niñez marcados por la pobreza, el abuso y la exclusión social. Viejos fantasmas, sentimientos que pensaba superados, se levantarán de nuevo y harán que revisitemos con ella ciertos momentos de su anterior vida.

El sentimiento de soledad es palpable a lo largo de toda la novela. Lucy no sólo ha vivido la pobreza económica, si no también cultural y emocional, con una infancia desprovista de libros, televisión o del sentimiento de ser parte del grupo, del vecindario de la sociedad.

A lo largo de la lectura tuve en todo momento la sensación de que Lucy ansiaba un acercamiento emocional, pero su madre no. En ningún momento, en todos esos cinco días hablan de sí mismas, hay algún intento tímido por parte de Lucy, pero que en seguida es ignorado por su madre. Se embarcan en una serie de conversaciones sobre anécdotas de sus conocidos cuyos matrimonios fallidos y rupturas emocionales se relatan como una especie de cuentos con moraleja. Algo que también sirve de excusa para no tener que hablar de los episodios violentos de su padre, veterano de guerra, su hermano que aún vive en casa y lee cuentos de niños o su hermana, siempre enfadada. Para no hablar de su temor a quedarse encerrada en la furgoneta de su padre, ni de su vida actual, su trabajo como escritora, su matrimonio, sus hijas... Todo lo importante queda bañado en silencio.

Esos silencios cobran gran importancia, articulan las conversaciones y son a través de ellos, como conoceremos todas las verdades de la historia. O al menos las intuiremos. Descubriremos que la madre de Lucy es incapaz de decirle que le quiere, circunstancia con la que Lucy parece estar en paz. O quizá es lo que se quiere hacer creer a sí misma.

Me llamo Lucy Barton es una historia de amor, de la difícil historia de amor entre una madre y su hija. También de la soledad y de como nos podemos hacer a nosotros mismos. A pesar de reconocer la fuerza de la prosa y del sentimiento soterrado, no me ha terminado de emocionar ni de implicar. Me ha dejado algo fría la manera de narrar y no me ha llevado a conectar con el dolor de la situación en sí. ¿Quizá porque hay demasiados silencios y ello obliga al lector a completar demasiada historia? No lo sé. Llevo muchos días tratando de encontrar el motivo por el que este libro que me ha parecido maravilloso en cuanto a forma e historia no me ha emocionado como a los demás. La única conclusión a la que he llegado es que me ha pasado algo parecido a lo que me ocurrió hace unas semanas con El año del pensamiento mágico de Joan Didion. Los dos me dejaron con una sensación parecida, historias duras, muy bien contadas pero que me mantienen lejos, a distancia de sus personajes y sus sufrimientos. Intuyo que es la manera de narrarlas, pero no es una conclusión clara.

Como ya digo la prosa es exquisita, Me llamo Lucy Barton está muy bien escrito, eso es innegable, la estructura es original y acertada y me quedo con ganas de volver a leer a la autora, ganadora del premio Pulitzer por Olive Kitteridge.

En me llamo Lucy Barton no hay ni un ápice de sentimentalismo, en cambio con el cuidado con el que se eligen las palabras y el uso de los silencios, los sobreentendidos nos ofrece una historia que destaca por su honestidad y verdad aunque me he quedado falta de cierta calidez.  No es un libro con una sinopsis al uso, no es una novela con un gran desarrollo de personajes, es más un libro que se centra sobre ciertos aspectos de la vida, a través de los pensamientos y sentimientos de Lucy.

Besos

18 comentarios:

  1. Pues aunque le haya faltado cierta calidez sí que has captado el mensaje. Te ha quedado una reseña preciosa guapa. A mi es una novela que me fue ganando poco a poco y que he valorado más después de cerrarla, al recordar la lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pese a que veo que está gustando esta novela, hay algo en ella que no me termina de convencer. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente la forma de narrar es un tanto distante y hay muchos silencios que rellenar, pero fíjate, a mí eso eso lo que más me ha llamado la atención y gustado. Está claro que cada lector somos un mundo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Precisamente es forma de narrar y esa distancia es lo que más me gustó. La disfruté muchisimo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Yo en cuanto tenga oportunidad leeré Olive Kitteridge ya que quien ha leído los dos dice que es muchísimo mejor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. A pesar de la prosa exquisita de la autora, a mí la novela no me gustó, no conecté en ningún momento con la protagonista. Muy buena la reseña guapa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Me apetece muchísimo leer este libro, a todos os está gustando y creo que también disfrutaré de su historia
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues quizás sí que ha sido eso, que has leído tantas reseñas entusiastas y emocionadas de esta novela que te esperabas más, o quizás que no era el momento de leerla. No sé si te pasa a ti también, pero depende de nuestro estado de ánimo emocionarnos más o menos con una lectura. No siempre nos apetece leer lo mismo, y no siempre estamos igual de receptivos. De todas formas, tengo la novela y la autora apuntadas porque todos los lectores coincidís en esa prosa extraordinaria. Bss

    ResponderEliminar
  9. Muy buena reseña. Una pena que no hayas logrado emocionarte como esperabas. Sigo con ganas de leerlo, aunque bajo mis expectativas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. No se, tal vez sea de esos libros que como dices no tiene elementos al uso pero en esta ocasión eso hace que la balanza se decante por no llamarme.

    ResponderEliminar
  11. Cuanto más veo un libro por la red, menos me apetece. A ver si pasa un tiempo y me animo. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. yo creo que esa forma de narrar tan distante es porque Lucy no reprocha nada. Quiere afecto pero tampoco culpa a si madre de nada.

    ResponderEliminar
  13. A todos os está gustando mucho pero yo de momento no me animo. Tanto verlo por todas partes...

    ResponderEliminar
  14. Ya he leído varias reseñas y la verdad es que me atrae bastante. Ya veo que te ha costado conectar emocionalmente con la historia, eso pasa a veces y la verdad es que frecuentemente no hay una razón concreta por lo que eso ocurra.
    Un besin

    ResponderEliminar
  15. Es un libro que remueve y mucho. Lo he disfrutado por lo que he conectado con la protagonista y lo diferente que me ha parecido a lo que suelo leer. Un besote!

    ResponderEliminar
  16. En próximas semanas publicaré mi opinión sobre esta novela. Creo que has explicado muy bien el entorno de soledad y silencio que protagoniza esas cinco noches de Lucy Barton junto a su madre. A pesar de que en mi caso sí he llegado a conectar con las emociones de la historia, entiendo lo que explicas sobre los contratiempos que te has encontrado. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Creo que la fuerza de este libro son los silencios, lo que se lee entre líneas, lo que se dice sin decir, lo que no se dice diciendo... Como la vida misma, vaya..

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario. Se admiten todas las opiniones siempre que se den con respeto, así nos enriquecemos todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...