jueves, 9 de junio de 2016

Intentos de sacarle algo a la vida. El diario de Hendrik Groen, de 83 años y cuarto


Intentos de sacarle algo a la vida
Roca editorial
350 páginas


MI OPINIÓN

Me encantan las personas mayores, despiertan en mi mucha ternura y he comprobado que si las escuchas atentamente tienen muchísimo que ofrecer y de ellas puedes aprender mucho, no solo de historia si no también de la vida. Estoy segura que si a alguno de mis abuelos les hubiese contado las cosas que me quitan el sueño se hubieran partido de risa. Echo de menos las conversaciones con ellos, siempre me daban perspectiva.

Quizá por eso Intentos de sacarle algo  a la vida me ha causado tan buena sensación, y es que Hendrik Groen es un señor de lo más divertido que un uno de enero decide que va a escribir un diario durante todo el año que acaba de empezar donde dará rienda suelta a todas sus opiniones sin tener que cortarse por ser políticamente correcto. La idea es que su amigo Evert lea un fragmento el día de su entierro.

Hendrik vive en lo que aquí conocemos como residencia de ancianos, pero a pesar de los achaques el sigue tratando de disfrutar de la vida, aunque en ocasiones se plantee utilizar la eutanasia llegado el caso. Es hasta un viejo rebelde que considera absurdas ciertas normas que rigen la convivencia en la residencia no dudando en ponérselo difícil a la directora del centro.

Junto a Hendrik conoceremos a otros miembros residentes, aunque los que mayor protagonismo adquieren son los miembros del club de Viejos si, muertos no, un grupo de amigos que cansados de las quejas constantes de otros mayores y su arrastrarse en la última etapa de sus vidas, se rebelan y deciden hacer planes juntos que les recuerden que la vida merece ser vivida hasta el último instante.

Además nuestro protagonista nos hará partícipes a través de sus anotaciones en el diario de la situación social en Dinamarca con respecto a los mayores, haciendo una fuerte crítica social no sólo hacia el gobierno que parece que no los trata todo lo bien que debería, y más siendo uno de los países mejor económicamente situados, si no también a la sociedad en sí, sobre todo a los familiares que aparcan a sus padres  o abuelos en residencias y que consideran que ya han cumplido con ellos. 

Además también nos hará partícipes de temas tales como la eutanasia, las razones que le pueden llevar a alguien a solicitarla y cómo se enfrentan los demás ante esta situación. Un tema muy controvertido e interesante. Junto a él no podía faltar el Alzheimer, una enfermedad de lo más dura tanto para los que olvidan como para los que se quedan y que si recuerdan, es horrible ver como a tu familiar se le va apagando poco a  poco la luz de la mirada...

Intentos de sacarle algo a la vida no esta exento de drama, pero no busca la lágrima fácil del lector, enfocándolo desde el punto de vista de quien ha vivido lo suficiente como para aceptar de otra forma los reveses que le puede dar la vida,  enfrentándose a ellos con serenidad.

Particularmente tierno me ha parecido la actitud que toman los miembros de Viejos sí, muertos no ante sus propios amigos, cómo se cuidan y se solidarizan unos con oros, cómo se apoyan entre ellos para hacer más llevadero el último tramo de la vida. Este ámbito de la novela me ha parecido simplemente maravilloso.

La prosa es ágil, el libro se divide entre los distintos días del año donde Hendrik como si de una terapia se tratara, nos va desgajando sus impresiones, preocupaciones y mejores momentos del día. Con un estilo irónico huye de la queja por que sí, adquiriendo un tono mordaz ante las injusticias lo que dibuja más de una sonrisa.

En definitiva, Intentos de sacarle algo a la vida me ha sorprendido para bien, no esperaba tanto de una historia que ha terminado por regalarme buenos momentos, cierto punto de vista distinto y aprendizaje y que en alguna ocasión me ha parecido de lo más dulce. Justamente lo que suele ocurrir con nuestros mayores, que si te sientas tranquilamente con ellos y les das la oportunidad, seguro que te sorprenden gratamente de una manera u otra.

Besos



19 comentarios:

  1. No me llamaba y me animas a leerlo.

    ResponderEliminar
  2. Me llegó por sorpresa y no me hizo tilin pero me has hecho cambiar de opinión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te pasó como a mi LAKY, por eso me ha sorprendido, porque no esperaba mucho de él. Si te animas, me cuentas
      Besos

      Eliminar
  3. Pues no me hubiera llamado la atención este libro, pero después de leerte sí me gusta lo que cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No es una lectura que ahora mismo me apetezca aunque no lo descarto
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me has convencido. No me importaría leerlo y eso que, de primeras,la portada no me llamaba nada pero nada.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No es un libro que me llame la atención. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Va a mi estantería directo, en cuanto haga un poco de hueco de libros pendientes. Quiero conocer a estos ancianos tan dulces y rebeldes.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pues lo habría pasado totalmente por alto de no ser por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía pero es que parece una monada, y hay que recordar que tenemos que llegar a cierta edad y que la vida no se acaba hasta el momento definitivo. me apunto la recomendación.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
  10. Pues solo por el club de viejos sí, muertos no ya me lo llevaba ¡que bueno! Me gusta lo que nos cuentas de este peculiar diario, y sobre todo el tono mordaz. Me lo llevo, me has convencido :-)

    ResponderEliminar
  11. No conocía la existencia de este libro, pero lo apunto sin duda. ¡Muchas gracias por darlo a conocer!
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ay, lo tengo pendiente y casi olvidado! gracias por recordármelo, cuando lo recibí por sorpresa no me hizo mucha gracia, pero veo por tus impresiones que podría gustarme.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Parece un libro bastante distinto a lo que solemos tener entre manos y que desconocía totalmente. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Lo tengo en casa y tengo muy buenas expectativas puestas en él.

    ResponderEliminar
  15. Me gusta lo que cuentas de este libro. Se ve que es una historia muy diferente a lo que estamos habituados a leer. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Nolo sé, las historias narradas por gente mayor me dan miedo, porque creo que pocas veces alcanzan un tono que me parezca verosímil.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Por la portada y la sinopsis lo hubiera dejado pasar, pero con lo que cuentas vale la pena. No me importaría leerlo.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  18. No tenía ni idea de este libro, pero me gustan varias cosas que comentas de él, desde el tema en sí (viejos pero no muertos) hasta no utilizar el drama de forma innecesaria y pasando por esa mirada irónica.

    No quiero aumentar mi lista, tan exagerada está, pero apunto este...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Anímate y deja tu comentario. Se admiten todas las opiniones siempre que se den con respeto, así nos enriquecemos todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...